Publicador de contenidos

Publicador de contenidos

Amezary
“Ya hoy en mi etapa de aceptación de duelo y con las enseñanzas que traigo de casa sigo adelante en este país”

Nací en la ciudad de Chilpancingo del Estado de Guerrero localizado al sur de México. Soy la mayor de 4 hijas. Crecí con mi abuela materna quien ha jugado un papel muy importante en mi vida ya que me enseñó la importancia que tiene para una mujer el ser independiente, autosuficiente y trabajadora. Algo no muy fácil de lograr para una mujer en un país con cultura machista. Estas cualidades son poco vistas y a veces difícil de transmitir en muchas familias.

Decir Guerrero es sinónimo de Gastronomía y Baile. Baile ya que es un Estado que tiene muchas danzas mexicanas. Y Gastronomía ya que tenemos una gran variedad de platillos típicos mexicanos y de la región. Por ejemplo, el “Pozole de Guerrero” es el mejor conocido a nivel nacional. Es una comida hecha a base de maíz con carne de cerdo.

Desde niña ayudaba a mi abuelita en su puesto de carnicería en el mercado.  La comida que se prepara y vende en los puestos del mercado es fresca y muy típica de la región. Es común que allí las familias se reúnan para comer y sociabilizarse.  Creo que allí desarrollé el gusto y la pasión por los platillos autóctonos de mi región. Es tan así que ahora en Los Países Bajos tengo mi tienda en línea de productos comestibles e ingredientes mexicanos.

Al llegar a vivir a Almere, Países Bajos en el 2004.  El cambio de dieta afectó mi salud. Yo no sabía que era alérgica al “gluten”. En México sólo había comido tortillas de maíz y, sin saberlo, mi dieta se basaba sólo en productos sin gluten.  Yo no conseguía ingredientes ni productos mexicanos y la dieta del desayuno y almuerzo en Holanda es basada en “trigo/pan”. Fue así como con ayuda de mi difunto esposo logré conseguir, importar y luego vender productos mexicanos.  Iniciamos en el 2011 nuestra tienda en línea “mexicaansewinkel.nl”.

A mi esposo lo conocí en México DF mientras trabajaba como organizadora de un evento atlético a nivel mundial. Ron era el floor manager del equipo holandés. Nos enamoramos, viajó en varias ocasiones a verme a México hasta que a finales del 2004 me mudé a Almere, Países Bajos, y luego me casé. Recuerdo que éramos en Almere 172,000 habitantes. Ahora somos más alrededor de 213,000.

Lo más impresionante al llegar aquí fue la oscuridad del país en el invierno y que las tiendas y supermercados cerraban a las 6pm.  En Almere las calles estaban vacías y no había nada que hacer. Me costó un poco al inicio ya que estaba acostumbrada a comer a todas horas y con mucha gente alrededor.  Empecé a trabajar en la empresa de Ron y mi cuñado mientras aprendía el idioma. Mis hijos luego nacieron en el 2007 y 2008 y me dediqué a la maternidad tiempo completo.

En el 2012 me integré a un grupo de baile folklórico mexicano en Almere. Bailábamos en festivales, desfiles ó fiestas privadas. Me encantaba el ambiente y el poder dar a conocer un poco de mis tradiciones en este país. Además seguía en contacto con mis raíces e idioma.  Visto en los bailes diferentes trajes típicos de varias regiones ya que siempre he deseado resaltar a la mujer mexicana.

Lamentablemente en noviembre del 2016 mi esposo murió inesperada y repentinamente. Es y ha sido un evento que ha marcado nuestras vidas.  Ya hoy en mi etapa de aceptación de duelo y con las enseñanzas que traigo de casa sigo adelante en este país.

 

Publicador de contenidos

Authors

Fotos, Entrevista y Texto: Lyla Carrillo - van der Kaaden
Revisión de Texto: Babette Rondón
Fotostudio website: www.101studio.nl